Caleta Pisagua

 

Pisagua es un poblado de 350 habitantes, ubicado a 194 kilómetros al norte de Iquique, propietario de una historia llena de contrastes, con episodios de esplendor y también de oscuridad.

Al caminar por sus calles todavía se pueden observar las ruinas de edificaciones de madera de pino oregón que dan cuenta de la época de apogeo del salitre como el Teatro Municipal (1892), el antiguo hospital, la Torre del Reloj, cuyos orígenes se remontan al año 1881, cuando se levantó un monolito en homenaje a los caídos en la Toma de Pisagua, y la cárcel pública (1910) -ocupada con prisioneros políticos en los gobiernos de Gabriel González Videla (1947-1948), Carlos Ibáñez del Campo (1956) y en la dictadura de Augusto Pinochet.

Pisagua también es heredera de la cultura indígena de los changos, pueblo que habitó el lugar hace siglos y del cual aun es posible encontrar sus huellas, especialmente en el camino hacia el sector sur, conocido como Punta Pichalo.

Con una temperatura promedio anual que bordea los 25°C, sus aguas son de oleaje suave. Las playas Punta Pisagua, Punta Pichalo, Playa Seis y Pisagua Viejo se resguardan entre brazos de la Cordillera de la Costa que caen al mar como acantilados de roca negra.

En este lugar el Sindicato de Buzos y Mariscadores de Pisagua ha desarrollado una interesante oferta turística que incluye paseos en bote, gastronomía, pesca y trekking.

Poseen un bote completamente equipado con capacidad máxima para 18 personas, en el cual ofrecen principalmente dos circuitos.

El primero es a la lobera del sector de Punta Pichalo, y el segundo, hacia el sector de la toma de asalto de Pisagua que queda en sentido opuesto.

Si se toman ambos trayectos el paseo dura alrededor de una hora. No se requiere de un número mínimo de pasajeros y el precio aproximado por persona es de $10.000. Para las empresas el arriendo del bote completo es de $ 100.000, precio fijo.

Durante el trayecto los turistas pueden observar aves guaneras y loberas, todo amenizado por los propios pescadores quienes explican cómo se reproducen, cuáles son los lobos sultanes y los diferentes tipos que cohabitan en el lugar.

La pesca vivencial es otra buena alternativa para quienes gustan de probar suerte con la caña de pescar. Contratando los servicios de los pescadores -con bote y carnada incluidos- serán conducidos a sectores aptos para la pesca. Mientras los turistas prueban suerte, los pescadores bucean y extraen choros y almejas para consumirlos en la misma embarcación. Si el anzuelo pica y así lo desean, pueden hacer gala de sus habilidades culinarias preparando los pescados en las casas de los propios pescadores.

Ahora si la jornada de pesca no arrojó resultados, los visitantes pueden ir a disfrutar de los deliciosos platos con productos del mar que ofrece el restaurant “Donde El Pollo”, en cuya carta destaca el ceviche de loco, y una amplia gama de preparaciones en base a pulpo.

 

Contacto


Luis Ferrás

Teléfono: (56+9) 567 56 858

Acceso

Desde Santiago por ruta 5 y panamericana norte/ruta 5. Desde Iquique, por longitudinal norte.

Recursos pesqueros que se extraen

Almeja, bonito, caballa, cabrilla común, caracol locate, chascón o huiro negro, cojinoba del norte, congrio negro, corvina, culengue, dorado, erizo, huiro, huiro palo, jaiba, jaiba peluda o pachona, lapa, lapa negra, loco, pulpo, sardina española, sargo.

Ubicación

A 194 km al norte de Iquique y 90 km de Huara.